Selecciona una regional:
|
Contacto
Síguenos en:
Editorial
Y usted, ¿cómo está luchando contra la corrupción?

Gustavo A. Yepes López*

Doctor en Ciencias Empresariales

Uno de los más importantes problemas de nuestro sistema económico y social es la corrupción, y tal vez sea el momento de buscar alternativas para combatirla.

Según la Cámara de Comercio Internacional, los pagos en sobornos superan el billón de dólares al año y según el Banco Mundial al año se pierden por la corrupción unos 2,6 billones de dólares; en los países en vías de desarrollo por su parte, el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) calcula que debido a este problema se pierde una cantidad de dinero diez veces mayor a la dedicada a la ayuda oficial otorgada por otros países.

En el estudio ‘Soborno Corporativo como Institución’ realizado por la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Externado de Colombia, se halló un alto nivel de penetración del soborno en los negocios, filtrando los más importantes estamentos públicos y privados.

Sería entonces interesante ver las posibilidades de cambiar la manera como abordamos la lucha contra la corrupción, de cambiar la manera de cómo entendemos este fenómeno social y cómo construimos las bases para un futuro libre de corrupción o al menos un futuro donde la corrupción no bloquee el camino de un desarrollo sostenible.

Y si simplemente no nos concentramos en las estadísticas de corrupción, sino que indagamos sobre ese funcionario que a pesar de las oportunidades no ha ofrecido o aceptado sobornos; si buscamos a las empresas que pese a las difíciles condiciones del mercado se han negado a pactar con otras para controlar el mercado, y si investigamos sobre esos héroes anónimos que con su valentía han denunciado y evitado hechos de corrupción y lo difundimos tan notoriamente como los escándalos, tal vez podríamos comenzar a pensar en otra dirección para nuestro país, tal vez nos atreveríamos a soñar con un país en donde se pueda confiar en el otro y en donde las personas y las instituciones se preocupen por el bienestar de todos y cada uno de los ciudadanos y no solo por unos tantos.

Hay mucho por hacer para combatir este mal. Por lo tanto, se hace necesario implementar prácticas responsables, adoptar comportamientos éticos y programas que evidencien la actuación y gestión transparente de las organizaciones y de quienes las conforman.

*Director de Gestión y Responsabilidad Social de la Facultad de Administración de Empresas de la Universidad Externado de Colombia. Es el Punto Focal Colombia del Capítulo Regional de América Latina y el Caribe de la Iniciativa Principios de Educación Responsable en Gestión del Pacto Global de las Naciones Unidas.

Etiquetas: Luchando contra la corrupción

Los comentarios están cerrados.